Vaya sorpresas que te encuentras en el césped

​Hemos estado unos días desaparecidos porque habíamos salido a dar un paseo por el parque y nos hemos perdido. Son los problemas de no ser demasiado altos para nuestra edad.
La hierba era muy alta y no encontrábamos el camino de vuelta a casa. Cuando estábamos ya desesperaditas, vimos algo a lo lejos. ¿Qué podrá ser?
Resulta que era un ratoncito que estaba practicando cómo escribir su nombre. Nos ha contado que acaba de aprenderlo y que se llama Néstor.
Néstor tiene un estilo muy peculiar agarrando el lápiz. ¿Tú lo agarras así?
Le invitamos a comer un poco de nuestro bocadillo de queso y nos íbamos a ir a jugar al escondite cuando apareció la mamá de Néstor.
– ¿Qué estáis haciendo aquí, zanguangas? Dejad en paz a mi hijo, que está estudiando.
Así que nos tuvimos que ir corriendo porque estaba muy enfadada la mamá de Néstor. Pero él nos dijo que si nos le encontramos otra vez, que tenemos que ir a jugar porque sus padres solo quieren que haga los deberes y no le dejan divertirse nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s